Tasnim News

Bolivia, Palestina e Irán: sionismo y imperialismo son dos palabras con el mismo contenido

Por el mundo ecoa la voz de muchos millones de iranianos y árabes heridos en su dignidad: “Yankees, go home!” es el grito de guerra de la hora

La palabra sionismo ha perdido el sentido original que calificaba el movimiento de judíos hacia Sion, o Monte Sión, que sería la tierra de sus ancestros, territorio en Jerusalén, donde floreció la Palestina, cuna también de otros pueblos y civilizaciones. 

Israel surge en el post guerra por las manos de los países vencedores que rediseñaron la geopolítica en todo el Oriente del Mediterráneo y Asia Central. Se consolida como una área avanzada del capitalismo global y se vuelve potencia bélica y nuclear. 

A partir de la gestión del premier Benjamin Netanyahu (2009-actual) pasó a ser un Estado teocrático sionista y se tornó una amenaza permanente a la paz en el mundo. El país se niega a cumplir la resolución de la ONU que prevé la existencia de dos Estados - el israelí y el palestino- y sigue ocupando tierras palestinas, promoviendo un genocidio contra esa población.

Tasnim News
"Yankees, vete a casa!" Es el grito de guerra de la hora.

Con la evolución del capitalismo global y la consolidación de la hegemonía estadounidense, el sionismo pasó a actuar como una inteligencia del nuevo imperialismo en expansión. La gran nación norteamericana parece hoy guiada por el sionismo.

Por ejemplo, el más poderoso lobby en el congreso de los EUA es el sionista, que se confunde con el poderoso lobby de la industria armamentista. Wall Street, la meca del capital financiero es controlada por sionistas. Ahí están los mayores y más poderosos banqueros planetarios como Leheman Brothers, Rotchild, Melon  etc

Incluso la religión en Estados Unidos, histórica y hegemónicamente protestante y anglicana, con minorías romanas, cedió lugar al neopentecostalismo. La antigua ética ha sufrido un vuelco bajo la égida de la prosperidad que nada más es si no adoradores del dios dinero, por lo tanto, íntimamente vinculada al sionismo.

Los hechos comprueban que más allá de la coincidencia bíblica (los neopentecostales ten Jerusalén como la Tierra Santa y los sionistas como Tierra Prometida), hay confluencia de ideología, negocios billonarios y ocupación de espacio en favor de la hegemonía del capital financiero y los intereses de los Estados Unidos. Deja de ser coincidencia el factor religioso cuando el objetivo es político y de poder. 

En la práctica, los templos de las denominaciones neopentecostales esparcidas por el mundo, han nacido en los Estados Unidos y actúan como brazos del sionismo, ese sionismo de nuevo tipo que se confunde con el nazismo, en lo que de más trágico tiene la saga hitleriana; supremacía racial, genocidio masivo de los desiguales. 

Sionismo fuera de Israel

Mauricio Macri asumió el poder en Argentina en 2015 para ejecutar un proyecto neoliberal al servicio del capital financiero transnacional. Su primera actitud al asumir el gobierno fue privilegiar las relaciones con Israel. Visitas recíprocas de ambos os presidentes y amplios acuerdos de cooperación en el área de defensa, principalmente. 

Paralelamente, hubo, de parte argentina, el alineamiento de la política externa a los intereses de los Estados Unidos, condenando a los gobiernos progresistas de Bolivia y Venezuela. 

Luego, Argentina descubre petróleo en el sur de Patagonia, los Estados Unidos instalan base militar en Neuquén e Israel pasa a patrullar la frontera hídrica entre Argentina, Uruguay, Brasil e Paraguay. Barcos patrullas fuertemente armados, de procedencia israelí y soldados y asesores sionistas. 

Interesante es que, coincidentemente, Argentina tiene la mayor colonia judía del Continente Suramericano y también es la sede de poderosa mafia judía. En la práctica los intereses de Argentina pasaron a ser los mismos del Estado Sionista.

Allí, los neopentecostales todavía son incipientes - aunque la Iglesia Universal del Reino de Dios esté ganando espacio, no lograron romper la energía que mueve el politizado, pueblo peronista, que volvió al poder en 2019. Igualmente la iglesia de Roma, igualmente, todavía tiene mucha fuerza entre las masas populares y las instituciones del Estado.

Y los peronistas volvieron al poder con todo. Una linda victoria electoral en 2019, que se debe fundamentalmente, al uso de la inteligencia y la contra inteligencia para enfrentar al enemigo. Él desafió ahora es desmantelar al enemigo que, caso contrario, pueden hacer un infierno de la vida del gobierno. 

En Argentina, la Iglesia de Roma no ha descuidado a su rebaño, a diferencia de lo que hizo en Brasil. Aquí, en las dos o tres décadas, los vacíos en los espacios populares dejados por la Iglesia de Roma y por los partidos políticos dichos populares, han sido ocupados por las diversas denominaciones neopentecostales. 

En Bolivia, son los mismos adoradores del dios dinero que dieron el golpe contra el gobierno plurinacional de Evo Morales. Han sido precisamente las denominaciones neopentecostales salidas de Brasil que conspiraron con los agentes yanquis para derrocar un gobierno constitucionalmente legítimo. 

En el lugar de los símbolos nacionales, la Biblia. “Nunca más Pacha Mama en el Palacio Quemado donde vuelve a reinar la Biblia”. Esa frase de la autoproclamada presidente Jeanine Áñez esclarece todo. 

El neopentecostalismo sionista en el comando rompe con la soberanía del pueblo por ser sumiso a los intereses de los Estados Unidos. 

Todo se conecta

Cuando Evo Morales inició su carrera política, Bolivia ya estaba minada, plantadores de soya y ganaderos brasileros en Santa Cruz fomentaban el movimiento separatista, y los pastores, traficantes y agentes extranjeros haciendo el trabajo de base. 

Todo lo que ocurre es: “¡Gracias a Dios!”. Nada gracias a la voluntad de los hombres y menos aún resultado de las políticas públicas de gobiernos preocupados con el pueblo y con la independencia y soberanía de la nación. Con la misma técnica utilizada en Brasil han tomado el poder en Bolivia.

Tal como en Brasil, por falta de Inteligencia, por un lado, y por deslumbramiento por otro, el campo quedó descubierto, descuidado, para ser minado por el enemigo. El anti-petismo y el anti-Evo tienen más que semejanzas, tiene las mismas causas. 

¿Batalla perdida?

Bolivia y Brasil se perdieron porque se desvió de la ruta con que se inició la caminada. Si es así, basta con retomar el camino, empezar todo de nuevo. Empezar conociendo la historia, sabiendo quién es el enemigo principal e identificando con quien se puede y con quien no se puede marchar. 

Desde los años 1950, con los Estados Unidos realizando Congresos Anticomunistas, los cultos evangélicos han sido introducidos por agentes estadounidenses con la finalidad de ocupar el poder. Las nuevas denominaciones religiosas no esconden que quieren el poder total.

Anduvieron bien en ese camino. En el inicio del siglo XXI ya tenían la adhesión del 30% de la población y la mayor cantidad de caderas en las dos casas legislativas. Hoy día la adhesión ya es del 40 y ocupan también el Poder Ejecutivo. Legaron con la ocupación del poder a través de la farsa electoral de 2018. 

Antes de ser electo, el candidato del minúsculo partido PSL, ya mantenía estrecha ligazón con el Estado de Israel a través del neopentecostalismo. No hay que olvidar que el candidato se hizo retratar siendo bautizado por pastor neopentecostal en las aguas del Rio Jordán. 

O premier Bibi Netanyahu estuvo en la solemnidad de posesión, y su primera visita al exterior fue al Estado de Israel.

Esa ideología parece haber penetrado profundamente en las fuerzas armadas. Si no, como entender haber realizado la operación de inteligencia para la captura del poder en 2018. Los militares ocupan el poder real, con cinco generales, un brigadier y un almirante en Palacio y más de cien oficiales en diversos puestos claves de primer y segundo escalón. En total son más de mil militares ocupando puestos en el gobierno. 

Por la ideología loa militares abandonaron la soberanía nacional y el pueblo de donde fueron paridos para una total y vergonzosa sumisión al gobierno de los Estados Unidos, No hay como ignorar que la teología de la prosperidad, que anima a los pastores neopentecostales, e una perfecta arma ideológica a servicio de la expansión de la hegemonía estadounidense.

Brasil está absolutamente sumiso

Hay que ver que ni el Irak, que es hoy tierra arrasad y está hace 18 años bajo ocupación de tropas de los Estados Unidos, que mantiene allí un gobierno títere, no está sumiso, La rebeldía está en los barrios y universidades y los guerrilleros luchan para la expulsión del invasor. 

Fue contra esa guerrilla de liberación que los Estados Unidos perpetraron el acto terrorista que causó la muerte de Abu Mahdi al Muhandis, comandante de las guerrillas del Kata’ib Hezbolah y de Qasem Soleimani, general del Estado Mayor del Irán. ¿Un acto de guerra en un país ocupado?  Es el poderoso tripudiando sobre el más débil. 

Por el mundo suena el grito de muchos millones de iranís y árabes heridos en su dignidad, en su soberanía, indignados, sufriendo la impotencia de los débiles frente al enemigo poderoso. 

Que ese grito se escuche y muevo a las personas en todo el mundo a exigir paz para la humanidad. Paz que solamente será lograda deteniendo la expansión del imperialismo yanqui. 

No hay otro camino para la paz sino convencer a la comunidad internacional a movilizarse por la retirada de las tropas yanquis en el exterior. "Yanquis go home". Es el grito de guerra de esta hora.



Comentários