Vaticano / Divulgação

El Papa Francisco retoma los ideales del Foro Social Mundial y llama a pensar en otro mundo

Bergoglio se reunirá con jóvenes economistas de todo el mundo para pensar en la lucha contra la pobreza y la desigualdad, basada en la dignidad humana.

Confieso que estaba intrigado cuando el cardenal Jorge Bergoglio fue elegido Papa a principios de 2013. Además de sus controvertidas relaciones con la última dictadura militar argentina y sus escaramuzas con la pareja Kirchner, mi lectura fue que la derecha mundial lo intentaría, con El nombramiento del primer papa latinoamericano en la historia para contrarrestar esa ola de gobiernos progresistas que luego gobernaron varios países de la región, como Brasil, Bolivia, Ecuador, Uruguay, Venezuela y la propia Argentina.

Una vez en el poder, Francisco se mostró algo más: llevó a cabo movimientos internos que molestaron y continúan perturbando poderosos intereses en el Vaticano. Y al exterior, el mundo ha estado enviando un mensaje progresivo hacia la construcción de sociedades menos desiguales y menos intolerantes.

Vaticano / Divulgação
O Papa francisco I

Para 2020, Francisco toma la iniciativa en el proceso de rediscutir las direcciones de la economía mundial. Este que concentra ingresos y riqueza como nunca antes en la historia de la humanidad. Es este el que está llevando al planeta a un desequilibrio ambiental generalizado rápido y quizás inevitable.

En la icónica ciudad de Asís, Italia, Francisco presidirá en marzo una reunión con jóvenes economistas de todo el mundo para pensar en otro mundo, basado en la lucha contra la pobreza y la desigualdad, la sostenibilidad ambiental y la dignidad humana. Algo que recuerda a la antigua promesa del Foro Social Mundial, ahora en la década de 20.

Leer también
El Papa al G20: reformar la economía mundial garantizando su desarrollo

Después del giro ultra conservador del largo papado de Karol Wojtyla (Juan Pablo II), que desmanteló el antiguo papel progresivo de la Iglesia Católica de Juan XXIII y Pablo VI sin detener la enorme pérdida de fieles en todo el mundo a denominaciones cristianas aún más conservadoras. Parece que con Francisco el catolicismo está tratando de redescubrir su papel en un mundo tan desesperado como este del comienzo del Tercer Milenio


*Wagner Iglecias tiene un doctorado en Sociología y es profesor en la Escuela de Artes, Ciencias y Humanidades de la USP y en el Programa de Posgrado en Integración - PROLAM

Traducción: João Baptista Pimentel Neto

Comentários