Twitter / Reproducción

La fiscalía sueca anunció que abandona el caso contra Julian Assange, fundador de Wikileaks

Julian Assange está actualmente en espera de juicio en la prisión de máxima seguridad de Belmarsh, al sudeste de Londres

En una conferencia de prensa, la fiscal general adjunta de la Fiscalía sueca, Eva-Marie Persson anunció el martes que abandona el caso por violación contra Julian Assange, fundador de Wikileaks, acusado por una mujer de una agresión sexual que se habría producido en 2010.

"Celebro esta conferencia de prensa para informarles de que suspenderé la investigación preliminar", declaró Persson, quien dijo que la decisión de cerrar el caso puede ser apelada.

"Se han agotado todos los recursos de la investigación sin que haya pruebas claras para una acusación formal", dijo la adjunta al Fiscal general.

La fiscal detalló que una investigación adicional realizada desde mayo demostró que las evidencias utilizadas en el caso no eran lo suficientemente convincentes. Además, precisó que no tiene la intención de interrogar a Assange, porque cree que su testimonio no ayudaría a arrojar luz sobre las circunstancias del incidente.

Si la parte civil no apela esta decisión, cerca de diez años de investigación se darán por concluidos con un sonoro fracaso para la justicia sueca, que no habrá logrado la comparecencia de Assange.

"Mucho tiempo pasó desde que los hechos se produjeron y las pruebas se han debilitado a tal punto que he decidido cerrar esta investigación", explicó la fiscal.

La denunciante, que en el momento de los hechos tenía unos 30 años, acusa al australiano de haber mantenido relaciones sexuales mientras ella dormía y sin preservativo, a pesar de que ella había rechazado cualquier relación sin protección en varias ocasiones.

Twitter / Reproducción
Julian Assange

La detención de Assange

En 2012, el fundador de Wikileaks, investigado entonces en Suecia por este caso de presunta violación, se refugió en la embajada de Ecuador en Londres para evitar su extradición a ese país o a Estados Unidos, donde le acusan de espionaje por los documentos secretos filtrados por WikiLeaks.

Después de siete años en la representación diplomática, Assange fue detenido por la Policía británica. La operación tuvo lugar luego de que el Gobierno de Lenín Moreno le retirara la condición de asilado diplomático. El fundador de Wikileaks fue inmediatamente detenido y condenado a 50 semanas de prisión el 1º de mayo por violar las condiciones de su libertad provisional. 

Tras el arresto del activista, Washington anunció una acusación en su contra por presunta conspiración. El 23 de mayo pasado, EE.UU. le imputó 17 nuevos cargos, entre ellos la violación de la Ley de Espionaje. Assange permanece actualmente encarcelado en la prisión de máxima seguridad de Belmarsh en Londres y afronta una solicitud de extradición por parte de EE.UU.

La investigación sueca fue reabierta tras su detención

La investigación contra Assange se reabrió en mayo de 2019 después de que las autoridades suecas decidieran suspenderla en 2017. Según la Fiscalía sueca, se realizaron un total de siete entrevistas con testigos como parte de esta investigación durante el verano boreal de 2019.

La de violación fue una de las cuatro acusaciones de agresión sexual que el australiano enfrentó después de visitar Suecia en agosto de 2010. En agosto de 2015, el plazo de prescripción de tres de las cuatro acusaciones expiró. Assange ha negado todas las acusaciones.

Los hechos que presuntamente se imputaban a Assange prescriben en agosto de 2020.

Después del anuncio en Suecia, el editor en jefe de Wikileaks, Kristinn Hrafnsson, reaccionó a la noticia a través de Twitter diciendo: “Centrémonos ahora en las amenazas que Assange ha estado advirtiendo durante años: el enjuiciamiento beligerante de Estados Unidos y la amenaza que posa para la Primera Enmienda”.



Comentários