Diário de Cuba

Guaidó no consigue renovar la protesta y Nicolás Maduro exhibe músculo en las calles

Muy importante destacar, el fracaso y la cobardía de Guaidó, cuyo “liderazgo” tiene fecha de caducidad. y sólo demostró su falta de capacidad de movilización

Pudiéramos decir, contra todo pronóstico y aunque parezca mentira, de manera atípica, la movilización convocada por el movimiento estudiantil burgués a Fuerte Tiuna, culminó de manera pacífica, protegida por los cuerpos de seguridad del Estado, y más allá del grito de consignas y algunas pintas en los denominados “murciélagos”, no se registraron hechos que lamentar.

Dicha movilización, convocada e impulsada por el pretendido “presidente interino” Juan Guaidó para exigir la salida de Nicolás Maduro del poder, y que pretendía constituirse en un “punto de quiebre” institucional y militar, apenas tuvo la respuesta ayer de unos pocos centenares de personas, mientras que en la movilización de estudiantes y de fuerzas políticas y sociales que respaldan al actual Primer Mandatario Nacional mostró fuerza, mostrando a miles de estudiantes y simpatizantes de la Revolución Bolivariana en las calles de Caracas, y de otras localidades del país.

Importante es recordar que decenas de jóvenes opositores se congregaron desde la mañana en la Universidad Central de Venezuela (UCV) y aprovecharon la presencia de numerosos medios de comunicación para corear consignas contra el Gobierno de Nicolás Maduro y denunciar los embates de la crisis económica nacional, especialmente en el ámbito universitario.

Diário de Cuba
Partidarios de Maduro marchan en Caracas

Pero no pasó de ahí, se dio lo que en un país democrático en todo el mundo se da. Los opositores al gobierno de Nicolás Maduro y de la Revolución Bolivariana, marcharon en santa paz, entregaron su comunicado (con una representación de ellos por supuesto) a los efectivos militares, pero no trascendió de allí.

Pero resulta muy importante destacar, el fracaso y la cobardía de Juan Guaidó, cuyo “liderazgo” tiene fecha de caducidad. Ayer no sólo demostró su falta de capacidad de movilización y de convocatoria, si no además mostró cobardía él y la dirigencia que lo acompaña, ya que, a pesar de las invitaciones, no se presentaron en la referida movilización. Lo que exacerbará aún más la desazón y el desconcierto de las huestes fascistas de la derecha venezolana.

         Leer también
Embajada de Venezuela en Brasilia es invadida por simpatizantes del golpista Juan Guaidó

En cambio, el presidente de la República y líder de la Revolución Bolivariana, Nicolás Maduro, no sólo se presentó en la movilización alegre, multitudinaria y colorida de los y las jóvenes revolucionarios y revolucionarias, acompañada de la juventud militar, sino que dirigió un mensaje lleno de fuerza, entusiasmo y optimismo, que era lo menos que se podía esperar.

Cabe destacar que en un año tan duro y complejo como ha sido el año 2019, podemos señalar sin ambages, que la Revolución Bolivariana y el gobierno lo culminan de manera exitosa, en ofensiva política y con perspectivas muy positivas de cara al año 2020.

        Leer también
El neo imperialismo de EE.UU en el gobierno de Donald Trump y las guerras en 3D en Venezue
la

La derecha representada por Guaidó, más allá de la consigna y la vocinglería a la que ya nos tiene acostumbrada, luce desarticulada, desorientada, molesta, desmovilizada.

Pero, indudablemente, no todo es un lecho de rosas, pues como ya lo hemos expresado en artículos y notas anteriores, si bien es cierto que tenemos éxitos importantes dentro de la batalla política, en lo económico aún tenemos tareas pendientes, pues la denominada guerra económica, aunado a la falta de seguimiento y evaluación de nuestras políticas públicas, hacen que estemos perdiendo no sólo la batalla, sino la guerra en los referidos ámbitos.

             Leer también
Agresiones a Venezuela repiten los ingresos de la agresión de la OTAN a Yugoslavia

No obstante, esto lejos de ser motivo de desmoralización, debe ser motivo de inspiración a que nos retemos a nosotros mismos, y a establecernos nuevas metas. Y que realmente nos dediquemos a esas tareas prioritarias que nuestro pueblo hoy nos demanda.

Y aún con todo ello, no bajemos la guardia y mantengámonos alerta y prevenidos. Pero con el optimismo y el entusiasmo de que el país se debe enrumbar, en este fin de año y el 2020 por senderos y destinos de prosperidad y mucho mejores que el presente año.

Y al “Juanito Alimaña”, independientemente de la maniobra que se monta para ratificarlo al frente de la Asamblea Nacional en desacato. Su “liderazgo” ya tiene fecha de caducidad.

¡Alerta, Alerta! ¡Alerta que camina! ¡La Espada de Bolívar por América Latina!

¡Leales Siempre! ¡Traidores Nunca!

¡Independencia y Patria Socialista!

¡Viviremos y Venceremos!

jmartoranoster@gmail.com

Comentários