Reproducción de Twitter

Colombianos realizan huelga general contra las políticas neoliberales del presidente Duque

Los huelguistas también piden respeto por los acuerdos de paz, el fin de los asesinatos de líderes sociales y de la criminalización de la protesta

La huelga general celebrada el jueves (21) en Colombia por más de 50 organizaciones sociales, estudiantiles, de mujeres, indígenas y sindicales estaba ganando impulso y aumentó el apoyo a medida que los funcionarios del gobierno buscaban estigmatizar la protesta social y criminalizar Aquellos que se movilizan, según lo informado por la Agencia de Información Laboral y el Observatorio Político de Misión Electoral (MOE).

La alta tasa de pobreza, una tasa de desempleo de más del 10% (que, según la MOE, aumenta al 17% entre los jóvenes) y al 44% de los trabajadores que ganan menos del salario mínimo legal ($ 240, según datos de Central). Trabajadores unitarios - CUT) son algunos de los temas que generaron una situación de gran descontento en el país, agravada por la presentación, en el Congreso, de una propuesta de trabajo que contempla la reducción del salario para jóvenes de hasta 24 años, que solo debería ser Gana el 75% del salario total - 'para crear empleos'. 

El propio Duque negó públicamente que la propuesta fuera apoyada o adelantada, pero según los organizadores de la huelga nacional, l 'negación' no debe tomarse en serio y solo se formalizó para desmovilizarse, dada la próxima huelga.

Oposición a la política de privatización de las compañías eléctricas regionales y de todas las compañías donde la participación estatal es inferior al 50%; la denuncia de corrupción; el 'no' al aumento de las tarifas que el Ejecutivo quiere implementar; y la protesta contra una reforma tributaria dirigida a reducir los impuestos para grandes corporaciones y multinacionales, e imponer impuestos más altos a la clase media y a los trabajadores, son otras razones detrás de la huelga general. 

Reproducción de Twitter
Las organizaciones convocantes también exigen el fin de los asesinatos de líderes sociales.

Educación

En el área de educación, los estudiantes exigen que el gobierno de Duque cumpla con el acuerdo alcanzado con las universidades en diciembre del año pasado con respecto al refuerzo de fondos, denunciando que, 11 meses después, todavía no se ha visto dinero y que la policía continúa reprimiendo las movilizaciones de estudiantes.

También la Federación Colombiana de Trabajadores de la Educación (FECODE) exige el cumplimiento de los acuerdos firmados entre el gobierno, los trabajadores y los estudiantes, así como garantías para que los maestros posean enseñar, ya que docenas de maestros están bajo amenaza de 'grupos ilegales', dice TeleSur.

Las organizaciones convocantes también exigen el fin de los asesinatos de líderes sociales, el cumplimiento de los acuerdos alcanzados con los campesinos y los pueblos indígenas, así como el Acuerdo de Paz firmado en 2016 entre el Estado y las FARC-EP.

Intentos de intimidación

Bajo el pretexto de prevenir 'cualquier acción violenta' en el día de la huelga general, las autoridades colombianas han allanado y registrado varias casas en los últimos días, incluida la sede del Partido Comunista Colombiano y la Unión Patriótica en el municipio de Palmira (departamento del Valle del Cauca).

La mayoría de los casos tuvieron lugar en las ciudades de Bogotá, Cali y Medellín y, según Prensa Latina, involucraron organizaciones sociales y sindicatos vinculados a la huelga general del jueves.

La CUT repudió lo que considera 'militarización', así como las declaraciones hechas por el gobierno para poder decretar un 'toque de queda' en todas las ciudades del país, en el marco de la huelga.

Tanto la CUT como otras organizaciones denunciaron esta 'campaña de miedo e intimidación', que constituye un 'ataque claro a la huelga general' del gobierno de Duque.


Traducción: João Baptista Pimentel Neto

Comentários